lunes, 2 de mayo de 2016

Lady 100 pesos y la crueldad del marketing

En algunos meses quizá sea necesario dar contexto de quién es Lorena, cruelmente llamada Lady 100 pesos por haber sido exhibida en estado de ebriedad, tratando de sobornar a un policía con un billete de a cien. Muchas personas han visto el video y se han burlado de ella por haber insistido en convencer a la autoridad con tan poco dinero, y porque en el forcejeo  mostró los glúteos.
Respecto a esta situación, tengo varias consideraciones que hacer.

1.- El escarnio público. Desde el apodo hasta la creación de perfiles falsos en redes sociales en donde captó miles de “fans”, dando la impresión de que ella estaba aprovechando su notoriedad. La gente se refociló en su desgracia (admito que en un inicio a mí también me dio risa)  y muchos dijeron que se lo tenía bien merecido. No. Como cualquier persona que comete una falta o un delito, merece la sanción correspondiente de acuerdo a la ley, no ser exhibida en el repugnante circo que se armó.

2.- El mal manejo periodístico de muchos medios, que se creyeron la falsedad de que Lorena estaba ya en negociaciones con Playboy, que daría una firma de autógrafos y que había creado los mencionados perfiles, que resultaron ser falsos. Muchos sitios de noticias reprodujeron tales falsedades y no fue hasta muchos días más tarde que alguien se tomó la molestia de buscar a la chica para entrevistarla. Ella aseguró que ha padecido el escarnio, que no daría ninguna firma de autógrafos ni ha creado páginas de fans.

3.- La reprobable conducta de varios Community Managers, que usaron la imagen de Lorena extendiendo el billete de a 100 para beneficiar su marca, sin ninguna consideración ética.

4.- El debate en torno al riesgo de conducir alcoholizado y los protocolos de la policía para afrontar estas situaciones, punto medular del evento, fue mínimo. Las personas que abordaron esta faceta llamaron, sin éxito, a dejar de lado la faceta “divertida” del asunto, esto es, el espectáculo de Lorena trastabillando, sin poder hablar bien e insistiendo en su intento de soborno.

Respecto al punto 3, quiero compartir aquí algo de información que pude recopilar respecto al manejo que varias marcas hicieron de la imagen de Lorena y algo del debate que se generó en un grupo de Community Managers del que formo parte.

Respecto al asunto, los que no se reían, alababan ese "subirse al barco" de la moda en torno a la joven, como un signo de astucia de mercadotecnia. Hubo críticas, pero la mayoría hacia  quienes se "subieron" demasiado tarde o a quienes ya estaban "usando" la imagen fuera de tiempo. Sólo leí a una persona a la que  se le ocurrió plantearse que era una falta de ética (leáse "falta de madre"), aunque sí se llegaron a externar algunas preocupaciones por posibles consecuencias legales por uso de imagen sin permiso. Algunos externaron molestia, pero por el exceso de tiempo que se le dedicaba en el grupo al tema, pues muchos lo agarraron de chacota. Poco o nada se dijo respecto a la parte humana.

Uso totalmente oportunista y antiético de la imagen de la joven 


Da por hecho que Lorena buscó situarse como figura pública

Se justifica el uso lesivo de la imagen con fines de marketing

Este debate fue el que más comentarios recibió


Subiéndose al tren, de manera antiprofesional y oportunista, esta marca

Este sitio reprueba esta clase de manejo, pero  enfatiza en lo dañino para la marca
Supongo que se sintieron muy creativos


 
Se usó la imagen del joven que abandonó el auto también

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada